Con un Niceto que explotaba en agotado, Perras on the Beach se presentó por segunda vez en el fin de semana para presentar su nuevo disco Flow de Cuyo en la noche porteña. El show del domingo fue ATP, así que se vio cómo la banda mendocina le devolvió a gran parte del público, lo que unos años se había fugado por una brecha generacional: el interés popular juvenil por asistir a un recital y escuchar la música en vivo, disfrutar un show y charlarlo en el colegio. Un corazón pendejo, podrido de latir por matemáticas, hace bien en distraerse por un tiempo. Pero Perras puede hacerte un domingo un ATP y el sábado un +18, su público no se estanca sólo en la gente de sus edades, sino que da un abrazo mucho más grande que incluye y expande la generación.

Quien estuvo encargado de abrir la noche fue ENDLRG, el proyecto de Gastón Ramos, conocido por manejar los sintes y tocar la segunda guitarra de Usted señálemelo. Gastón este año presentó su primer disco, El futuro. Para presentarlo en vivo, se acompañó por un par de amigos, entre ellos Fabricio Foresto en batería, quien después iba a tocar con Perras on the Beach. El futuro es un puñado de canciones muy poderosas, casi todas instrumentales y con una fuerte impronta experimental con tintes de jazz. Son canciones psicodélicas y en vivo se potencia la atmósfera, generando una especie de trance vanguardista del que parece no haber escapatoria. Se subió Cocó Orozco en “Lo que siento” y el clima fue hermoso. “El Zurdo” muestra su lado más versátil y verdadero, generando todo un rompecabezas de ruidos, unidos por una armonía futurista que rompe todo orden y encuentra, en el enigma, una forma de expresión.

Fuente: Indie Hoy.


AHORA SUENA
>